Crónica 11 – Abril 4/19

El lunes, mientras regresaba de mis minivacaciones por el caribe colombiano, recibí la llamada que confirmaba el procedimiento quirúrgico de los pulmones para hoy, 3 de abril a las 5:00 p.m.

Este procedimiento había sido inicialmente programado para hace 2 semanas, pero el ecocardiograma rutinario, después de la quimioterapia, mostró que mi corazón estaba débil.

En alguna otra crónica, explicaba que la quimioterapia con doxorrubicina es altamente tóxica y el cuerpo soporta hasta cierta cantidad; en mi caso eran 8 ciclos. Esta toxicidad, puede llegar a dañar el corazón, y en mi caso, redujo la capacidad del corazón de contraerse en un 50%.

Visité al cardiólogo, me recetó medicamentos para ayudarle al corazón en su trabajo y me sugirió que aplazara la cirugía al menos un mes. No me gustó mucho la idea, pero luego pensé que podría ser buena opción tomarme ese “sabático”, ir a Hong Kong y trabajar un poco en mi relación de pareja; porque les cuento que difícil y llevar un matrimonio a distancia (y ahora, sumémosle ¡una enfermedad grave!)

Con un pie montado en el avión; ya había planeado ir hasta Mongolia, había practicado las canciones de Ed Sheeran que se presenta en Hong Kong el 17 de abril (¡y tengo boletas!), le hice una visita extraoficial al cirujano de tórax; solo para contarle lo que el cardiólogo había recomendado y, coordinar con él la nueva fecha para después de semana santa.

Oh sorpresa, cuando él, con esa frescura que lo caracteriza me dice

-Tranquila, mujer. ¿Eso es lo que le preocupa? No está tan bajito.

Yo solo repetía lo que el cardiólogo había dicho.

-No pasa nada, solo consultamos con un anestesiólogo cardiovascular y ya. Nada de nervios- Decía el cirujano.

Salí de ese consultorio con los planes destrozados y muy confundida; ¿Quiero hacer la cirugía? ¿Debería esperar a que el corazón esté mejor? ¿Desempaco la maleta?

Al final, decidí no pensarlo mucho y mejor tomarme un par de días en la playa.

Cabe decir, que es muy difícil para mi el No tomar decisiones. Supongo que al no poder controlar la enfermedad como tal, necesito sentir que está en mí, llevar a cabo (o no) cada opción y cada detalle del tratamiento. Y, escribiendo esto, me acabo de dar cuenta que por esta misma razón me molesta tanto que las personas a mi alrededor no tomen decisiones, dejen que “el destino” decida por ellos y vayan por el mundo sin son ni ton (¡Si ven que el ejercicio de desahogarme me hace hacer descubrimientos!)

Decidí operarme, regresé de mi viaje y visité al anestesiólogo ayer.

Su cara al leer los resultados del Eco, me asustó un poco. Me explicó que esperar un mes, no es garantía de que el corazón tenga una evolución positiva. Que en estos casos, la probabilidad de que el corazón mejore o incluso vuelva a estar como antes, es alta, pero no mandatoria.

Que al ser una cirugía en el tórax, la capacidad cardiaca es más importante que si la cirugía fuera en cualquier otra parte del cuerpo.

Me explicó los planes cardiovasculares con que se irían de entrada conmigo, y los planes de contingencia en una eventualidad.

En resumidas cuentas, esta es una cirugía riesgosa y, por ahora, la más riesgosa a la que me he presentado.

¿Positiva? Si, como siempre.

¿Nerviosa? No mucho, la reacción natural del cuerpo a una sedación y a un postoperatorio.  De hecho, ayer me planteé el peor escenario y la respuesta es NO. No le tengo miedo a la muerte.

…………..

Salí de la cita con el anestesiólogo un tanto melodramática, preguntándome ¿Qué haría si fuera mi último día en la tierra? Y así, me comí 2 chocolates y me fui a jugar con mis sobrinos.

18 thoughts on “Crónica 11 – Abril 4/19”

  1. Me encanta ver reflejada la importancia de verbalizar las cosas.

    Nos vemos más tarde, cómo ayer, cómo hoy y como mañana, siempre juntas.
    Te amo mi bebé valiente.

    Pd: chimbada si me regala un pedacito de chocolate 😉

    1. Valiente y berraquita, Diana toda mi buena energía le mando y le deseos que Dios la siga acompañando en todo estos episodios.
      Gracias x dejarnos leerla y durante esos instantes conectarnos con ud y su historia…un abrazo de mi parte y siga adelante sin Miedo

  2. Al leer tu blog pensé en mi cirugía que será en unos cuantos meses (reemplazo total de cadera) y me vi reflejada en tu e tu entusiasmo. Gracias por contagiarme. Mañana tengo un día lleno de clases y voy a estar ocupada. Eso ayuda!!! Dianita te mando un súper abrazo

  3. Hoy es un día super lindo para que pasen cosas buenas!! jejeje ademas faltan muchos chocolates para comer.. varios cientos de conciertos pendientes.. un viajesito de desatrase con el espo! y un millón de cosas mas!! mas bien ve pensando en donde será tu próxima aventura!! un abrazo y que Dios ilumine a todos los que estarán interviniendo en la cx!

  4. Mucha fuerza y buenas energias desde Inglaterra! Vamos a seguir rezando mucho para salga todo bien y puedas recuperarte cuanto antes!! Un abrazo grande

    ( soy Mechi, hermana de ain, amiga de Mafe)

  5. Tu eres fuerte y estás con Nuestro Poderoso Padre que todo lo puede. De modo que todo saldrá bien. Un abrazo y espero más crónicas pero de viajes feliz con tu esposo alrededor del mundo.

  6. Dianita como siempre una maravillosa experiencia leerte y tener la posibilidad de decirte que te enviamos la mejor energía, que solo siento admiración por tu capacidad de resistir y siempre mantener una actitud positiva. Se que todo va a salir bien y así como dejas fluir no hay espacio para el sufrimiento. Un abrazo

  7. Siempre que te leo me haces sentir tantas cosas😭🤪😊😂😆.
    Por eso se que todo va salir color esperanza, porque eres genial y vas a disfrutar de todas esas cosas que quedaron en espera.
    Te queremos y siempre , siempre estás en nuestras oraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.