Crónica 8 – Agosto 7 /17

Después de 23 horas de vuelo divididas en 4 días, escala en Jacksonville para recargar el corazón de la amistad con Angie, Meli y sus familias, estoy de regreso en Home Kong a mi ladito de la cama favorito y lista para contar la ultima crónica de este tipo.


 

Hay muchas cosas que se quedaron sin contar de estos 9 meses. 9 meses en los que VIVI tanto que bien pudo haber sido toda una vida en una dimensión diferente.

Conocí mas países en este tiempo que en un año promedio, me comprometí, bailé, canté, pude hacer lo que tanto le pedía a la vida: compartir mas tiempo con mis papas y hermanas y aprovechar a mis sobrinos bebés. También la vida me premio con vivir 5 meses de embarazo de mi nueva sobrina.

Recién llegue a Colombia, renegaba por estar all+e, por haber tenido que regresar por obligación mas que por decisión propia. Me quejaba del trafico de Medellín, de la polución, de los paisas, de que Peter no estuviera conmigo, de que no hubiera un buen restaurante Indio. En fin, me quejaba por esto y aquello.

Sentía envidia de mis sobrinos, tan simple para ellos estar felices, solo pedían a su madre, comida y un poco de diversión. Así que en vez de sentir envidia, decidí imitarlos; relajarme con mi propia vida, dedicarme a recibir mientras sanaba. No volví a revisar mi email del trabajo, total estaba en licencia y eso me estaba estresando. Empece a sacarle el gusto a vivir en Medellin, a evitar el trafico, a comer comida criolla, a divertirme con mi familia y los pocos amigos que tengo allá, a sonreír y ser feliz.

Si, creo que a pesar de todo lo medico, fue un periodo lindo, mágico, lleno de historias de las que valen la pena conservar. Fue un tiempo en el que mayormente me dedique a recibir; consejos, amor, regalos, visitas, recetas, llamadas, cartas, mensajes, abrazos, miradas… y recibir nos hace felices! al menos a mi me hace muy, muy feliz.

Puedo decir entonces que en los 9 meses pasados, yo fui en general feliz, y concluir eso (y perdonenme la redundancia) me hace de nuevo feliz!

Yo llegue a Hong Kong hace un poco mas de una semana, y con el jetlag, la soledad y el clima, empece a quejarme de nuevo, a preguntarme si haber regresado era lo correcto, si mi relación iba a verse perjudicada por este tiempo separados. Si podía volver a mi antiguo trabajo, si podía hacerlo bien, si iba a encajar de nuevo con los amigos que había dejado.

Me tomo varios días volverme a conectar con la ciudad y con la gente de acá. Me dedique a deprimirme, a buscar razones para pensar que era mejor regresar a Colombia. Me di cuenta de que estaba haciendo lo mismo que hice antes al llegar a Colombia así que de nuevo me llame la atención y cambie de actitud.  Una mañana en medio de mi aburrimiento fui a la piscina y me puse a jugar en el gua como lo hacia de pequeña; tratando de atravesarla toda, lo mas profundo posible (casi tocando el fondo) hasta que la respiración me obligara a impulsarme lo mas fuerte y rápido hacia la superficie.

Me quede pensando en ese juego y decidí aplicarlo a mi vida, y es que me toca escribir esto para estar recordándomelo a mi misma. A veces nos olvidamos que la felicidad es tan sencilla y nos empecinamos en ahogarnos solos cuando nosotros mismos tenemos la fuerza para impulsarnos y volver a respirar.

Hoy estoy muy cómoda, estoy leyendo, escribiendo, ejercitándome. Poniéndome en forma física y emocional para lo que se viene en los próximos meses; volver al trabajo, la llegada de mi nueva sobrina, visitar a mi familia política, mi matrimonio, adoptar un gatito (?)

9 meses pasaron volando, las cicatrices quedan. Mueren y nacen miedos y se intensifica la pregunta “Ahora que?”

Que puedo hacer por mi salud ahora? Los médicos dicen prácticamente que no hay nada que se pueda hacer, mas o menos es decisión del destino si el cáncer regresa o no. Yo personalmente creo que hay todo por hacer. Principalmente, estar agradecida con Dios, la vida, el universo y todas las personas que me dieron tanto y entonces retribuirlo. Creo que estoy lista para dejar de ser una “taker” y comenzar con mi trabajo de “giver”

Segundo, cuidar mi cuerpo y entonces ejercitarlo y alimentarlo bien. Ahora estoy haciendo un detox vegano de 28 días. No se si voy a seguir después de terminarlo, espero poder hacerlo pero es tan, tan difícil!

Tercero, fortalecer mi mente, para lo cual estoy haciendo unos cursos online y leyendo libros, aprendiendo a tomar mejores decisiones, a estar mucho mas consciente de mis pensamientos y acciones.

Cuarto, enriquecer mi alma para lo cual quiero aprender a meditar. Ahora mientras nado me parece super interesante lo fácil que se me hace dejar la mente en blanco y concentrarme solo en mi respiración. supongo que algo así es la meditación que nunca he sido capaz de hacerla bien.

…y si aun así el cáncer regresa, entonces sera el momento en que dejaré de creer que el destino no existe.


Mi ultimo agradecimiento va de nuevo para Peter.

Si tuviera que hacer un estudio de satisfacción general de este tiempo, creo que el personaje mas perjudicado seria mi novio. El se vino a vivir a Hong Kong por mi y 6 meses después yo lo “abandone” y toda la expectativa y todos los planes quedaron en el aire.

Como lo hablamos varias veces, fueron 9 meses de vivir en una especie de pausa y aunque jamas fue mi intención, hoy quiero pedirle perdón por esto, agradecerle por TODO y comprometerme a que si las cosas eran lindas antes, ahora van a ser hermosas.

Después de pasar por tanto, solo nos queda gozarnos la vida juntos!

 

 

PS: pido disculpas por la falta de tildes. Estoy en laptop prestada (Mac que no se manejar) y no pude cambiar el idioma.

 

9 thoughts on “Crónica 8 – Agosto 7 /17”

  1. Jajajajaja yo sí decía. Qué pasa con las tildes!!! Buena crónica! Me gusta la nueva actitud hacia la vida. Es difícil tomarla como cuando éramos niños. Pero al final del día es la única manera de ser felices. No enseñan tantas cosas que nos vuelven tan aburridos, a pensar siempre en que pasara, que vendrá, qué tal si. Y nos olvidamos de que como dirían las sabias llamas, cada día llega con su propio afán. 😘😘😘😘😘

  2. Siempre has sido “giver” así que creo que un balance viene bien.
    Te extraño mucho, pero me anima leerte tan determinada a ser feliz.
    Te amo!

  3. siempre he pensado que el destino lo forja cada quien con sus actuaciones previas, sobre todo en los aspectos mas importantes, es decir, llega como una consecuencia. Los demás son eventos circunstanciales propios del devenir del diario trasegar influenciado por aspectos generales como la sociedad donde se vive, las condiciones ambientales, etc, etc, las cuales matizan los acontecimientos y los hacen de alguna manera lucir como imprevistos. Tu decisión me parece sabia y oportuna, el cúmulo de valores que siempre has demostrado serán el sustento para soportar el destino que bien te mereces y para ayudarte a sacar adelante todo lo que te propongas aunque en algun momento te este faltando la respiración, pues lo que has sembrado te dará el impulso necesario para lograr lo que te propones.

  4. Mil años sin saber de ti y me encuentro con una mujer tan hermosa, me encanta como ves la vida, como escribes… transmites tanto. Quiero felicitarte, bendecir tu vida, desearte lo mejor y mandarte un gran gran abrazo! quiero que sepas que siento alegria de volver a saber de ti, sos una guerrera, un ejemplo y tus palabras son una guia!

    1. Muchas gracias Andre. Yo sit tu Vida en redes sociales y también siempre me alegro de verte a ti y a tu niña felices.
      Un abrazo para vos también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.